Costa Rica y sus bananas anti-Fusarium

En Filipinas se está estudiando una nueva variedad de banano Cavendish resistente al virus Fusarium Tropical Race 4. La nueva variedad de banano, que fue desarrollada por la empresa de agrobiotecnología Rahan Meristem, se obtuvo mediante el método de inducción de mutaciones. Según Jorge Sandoval, director de investigación de la Corporación Nacional Bananera de Costa Rica (Corbana), el equipo liderado por el Dr. Eli Khayat, director científico de la empresa Rahan Meristem, logró activar un gen recesivo del banano resistente a la enfermedad.

El virus Fusarium Tropical Race 4 es resistente a los pesticidas y puede durar más de treinta años en el suelo. La industria bananera de Costa Rica representa el 8,8% de las exportaciones totales del país y el 42,3% del producto interrior bruto (PIB) agrícola del país, según datos del MAG. La variedad desarrollada por el Dr. Khayat podría ser viable para Costa Rica si el hongo afectara las plantaciones del país, dijo Sandoval.

Sin embargo, el país también está analizando otras variedades prometedoras, ya que Corbana lleva más de un año analizando el comportamiento de la variedad de banano 2-18, un banano Cavendish que muestra cierta tolerancia al hongo letal, en Rita de Guapiles.

Actualmente, el MAG trabaja arduamente para evitar la entrada del hongo al país, que podría llegar a través de aeropuertos o puertos marítimos. Esta segunda ruta es el punto más sensible ya que la Terminal de Contenedores de Moín se encuentra a solo 1.000 kilómetros del Puerto de Santa Marta en Colombia, país en el que se detectó este virus el año pasado. Entre las medidas propuestas, el MAG pretende colocar alfombras desinfectantes en los aeropuertos -que actualmente se encuentran en licitación- para que los viajeros que llegan puedan limpiar y secar su calzado; y tener perros entrenados que sean capaces de detectar el hongo en el suelo, para evitar que ingrese al país.

El MAG ha implementado arcos de fumigación de vehículos en los centros fronterizos y los productores de banano han estandarizado el uso de pediluvio en las fincas como medida de desinfección en la entrada de las plantaciones.

Si las medidas de contención fallaran, Bloom Agro ha desarrollado un sistema que desinfecta el agua contaminada por las esporas de este hongo letal; un sistema que se ha utilizado en Filipinas desde 2016. La compañía brinda servicios a Dole Filipinas, Del Monte y Unifrut, afirmó el CEO de Bloom Agro. El costo de inversión de este sistema ronda los 1.500 dólares por hectárea.

Las legumbres de Cabo Verde, garantía de salud

Con poco más de medio millón de habitantes, Cabo Verde depende en gran medida de las importaciones de alimentos. Gastó más de 65 millones de dólares en la importación de productos alimenticios en 2018.

Esta dependencia de las importaciones de alimentos coloca al país en una situación vulnerable en lo que respecta a la seguridad alimentaria. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Cabo Verde aún no ha erradicado el hambre, y aproximadamente el 5,3% de su población sufre inseguridad alimentaria.

También hay otros desafíos. Cabo Verde se encuentra en la región árida y semiárida del Sahel, lo que significa que hay lluvias esporádicas. La agricultura en el archipiélago depende en gran medida de las lluvias . El suelo pobre y los recursos hídricos limitados hacen que la situación sea aún más crítica. La producción agroindustrial limitada con una industria manufacturera obsoleta y no competitiva también son factores.

La agricultura en las islas se basa en alimentos básicos, como el maíz y los frijoles. También, en menor medida, calabaza, mandioca, caña de azúcar, tomates y boniatos. La dieta de la población se basa principalmente en cereales (maíz, arroz y trigo), hortalizas, raíces con almidón y pescado.

Una investigación analizó cómo las legumbres podrían ayudar a prevenir y combatir la inseguridad alimentaria. Llegamos a la conclusión de que las legumbres cultivadas en la isla son una fuente excelente, aunque relativamente económica, de nutrientes y minerales esenciales. Los frijoles secos son de bajo costo, bajos en grasas, bajos en colesterol y de bajo mantenimiento, equilibrados con un alto contenido de macro y micronutrientes, alto contenido de fibra, gran versatilidad y una vida útil muy larga.

El estudio también destacó el valor agronómico de las legumbres, ya que ocupan la mayor parte del área agrícola de Cabo Verde y son altamente comercializadas en los mercados nacionales.

Un resultado importante del estudio es una lista de verificación de legumbres utilizadas como alimento. También se recopilaron nuevos datos sobre su distribución nativa (archipiélago y en todo el mundo), nombres comunes y otros usos. A esto se suma una evaluación sobre qué especies de leguminosas se consumen y comercializan en la isla Santiago, la isla caboverdiana más grande y poblada.

La información contribuirá a mejorar el conocimiento de los recursos fitogenéticos en Cabo Verde. También ayudará a diseñar nuevas estrategias e inversiones para conservar el valor agronómico y los recursos fitogenéticos de dichos cultivos.

Los frijoles tienen una gran importancia económica y social y contribuyen a la seguridad alimentaria. Lo hacen como alimento y como fuente de ingresos familiares, especialmente en los hogares rurales. Esto se debe a su capacidad de resistencia a la sequía, alto valor nutricional y notable estabilidad en almacenamiento.